¿Todos tenemos el mismo riesgo de ser víctimas?

Victims target

No, no todos tenemos el mismo riesgo de convertirnos en víctimas de un delito. Hay personas que por sus características personales y sociales tienen más probabilidad de ser victimizadas. Pensemos que, excepto en casos de enfermedad mental, los agresores son personas racionales, es decir, toman la decisión de agredir y delinquir de forma consciente. Entre las decisiones que toman se encuentra a quién victimizar con el menor coste y riesgo obteniendo el mayor beneficio. Nuestra sociedad se ha ido convirtiendo poco a poco en un ESCAPARATE para los delincuentes.

Hindelang (1958) en su teoría del estilo de vida: “El riesgo de sufrir un delito depende de cómo vive la persona.”

En contra de lo que solemos pensar, las estadísticas nos indican que los hombres son frecuentemente más victimizados que las mujeres, si hablamos de delitos en general. Tienen una menor percepción del riesgo. Sin embargo, son ellas las que sufren a menudo la violencia sexual y de género.
Respecto a la edad, no son los ancianos y los niños. Los jóvenes y las personas de mediana edad, debido a su estilo de vida más activo (salen más, enseñan más sus propiedades, tienen mayor contacto con extraños y un mayor poder adquisitivo) son objeto de mayor número de delitos. Cuando salimos de noche, es más probable que alguien robe la casa mientras tanto, es más probable que el vehículo esté aparcado en un sitio donde se abren los coches, y es más probable que se sufra una agresión o atraco en la calle.

“Los jóvenes y hombres de mediana edad son los más frecuentemente victimizados”

En un interesante estudio de Álvarez Sobrero (1997) se aprecia cómo ,tanto el atraco como las agresiones leves, cuyo valor modal horario para la población general se sitúa entre las 16:00 y las 20:00 horas, para los jóvenes lo hace entre las 20:00 y las 23:00 horas. Así mismo el robo de vehículo que en la población general suele ocurrir en la noche, en los jóvenes se concentra entre las tres y las ocho de la madrugada, lo que indica que hasta las tres de la madrugada se usa o controla el vehículo en mayor grado.

“El consumo de alcohol nos posiciona en situación de riesgo. Es más fácil victimizarnos”

El estado de salud física y psicológica también es un factor importante, de hecho, las personas con discapacidad son víctimas con mayor frecuencia de delitos tales como el abuso sexual.

“Las personas que viven el régimen de alquiler tienen más riesgo que las que viven en propiedad.”

Las personas propietarias del inmueble, generalmente, se implican más con su comunidad y tienen más contacto con los vecinos. Esto actúa como un factor de protección frente a extraños. Es lo que conocemos como control social informal, tan común en los pueblos y tan difícil de conseguir en las grandes ciudades.
Otro dato curioso e inquietante es el riesgo de revictimización y es que, parece que las personas que han sufrido un delito tienen un riesgo elevado de volver a serlo. En la UNIDAD DE ATENCIÓN A VÍCTIMAS, conocedores de esta realidad, ofrecemos un servicio de prevención victimal dónde el criminólogo valora las circunstancias y el estilo de vida de la persona y elabora un plan de seguridad para reducir en la medida de lo posible, ese riesgo.
Por último advertir, NO PODEMOS VIVIR CON MIEDO A SER VICTIMIZADO. Hay personas que viven victimizadas por el propio miedo y ven limitada su vida y su ocio. Tenemos derecho a disfrutar de nuestra vida pero conviene ser conscientes de que con sencillos cambios y pautas de comportamiento SI PODEMOS reducir el riesgo y ponérselo más difícil a los agresores.

En nuestra web podrá encontrar periódicamente consejos y pautas para estar más protegido.Y RECUERDE SIEMPRE:En ningún caso es culpa suya. El agresor es el único responsable.

Susana Laguna

Psicóloga forense  y Victimóloga IPJ Científica


'¿Todos tenemos el mismo riesgo de ser víctimas?' have 1 comment

  1. febrero 3, 2015 @ 11:22 am Cristian Salomoni

    Articulo muy interesante. También me gustaría añadir que hay algunos rasgos o situaciones que incrementan las posibilidades de ser blanco de un agresor. El comportamiento no verbal por ejemplo ha sido demostrado como una variable que los agresores miran a la hora de elegir sus víctimas. Os dejo con el articulo sobre el tema. https://www.facebook.com/salomonicristian1/photos/a.1773677972858199.1073741833.1771173103108686/1775342849358378/?type=1&theater Os dejrticulo sobre el tema.

    Reply


Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Instituto de Psicología jurídica científica, Todos los derechos reservados,Política de protección de datos.