Prevención de la violencia en niños y adolescentes

Teacher Gesturing Thumbsdown While Student Looking At Report In

En IPJ Científica apostamos fuerte por la prevención. La familia, la escuela, los maestros, los iguales, constituyen durante la infancia y la adolescencia un factor decisivo en el saludable desarrollo de niños y adolescentes. Y es que, la historia infantil y juvenil de muchos delincuentes y víctimas es pobre en cuanto a transmisión de valores prosociales, de habilidades sociales y de manejo de situaciones de conflicto. No seremos testigos de cambios macrosociales si no apostamos fuerte por la prevención de la violencia desde niveles microsociales: la familia y la escuela.

Nuestro equipo cuenta con psicólogos, criminólogos y victimólogos especializados en la atención a víctimas de la violencia y en la prevención victimal.

Aprendizaje de la delincuencia

Desde muy temprano los niños aprenden que la violencia es una forma eficaz para “resolver” conflictos interpersonales, especialmente si la han pa­decido dentro del hogar, ya sea como víctimas o como testigos. La violencia se transforma paulatinamente en el modo habitual de expresar emociones como el enfado, la frustración o el miedo, situación que no se circunscribe exclusivamente al contexto familiar sino que  se verá reflejada en la interacción de cada uno de los miembros de la familia con la sociedad. Suprimir la violencia y prevenir el delito requiere una estrategia integral que involucre a padres, niños y docentes para conformar así espacios seguros y libres de violencia. Los niños y niñas  aprenden a ser prosociales, como aprenden la conducta antisocial: mediante modelado, refuerzo y práctica generalizada. Podemos decir que una autoestima elevada no es una habilidad, sino un resultado de sentirme aceptado y socialmente competente.

Objetivos

  • Favorecer la identificación de los propios alumnos de conductas violentas que llevan a cabo para con los demás.
  • Favorecer la detección y ayuda de compañeros que pueden estar sufriendo algún tipo de violencia
  • Entrenar habilidades sociales para un correcto y positivo enfrentamiento por parte del alumno ante un conflicto ( asertividad, empatía)
  • Mostrar alternativas en la resolución de conflictos frente a la violencia
  • Favorecer la detección de señales indicativas de violencia en las relaciones de pareja.
  • Lograr y reforzar su intuición para prevenir conductas violentas.

Riesgo de victimización

Determinadas características pueden potenciar el riesgo de victimización. Rasgos sociodemográficos y hábitos de vida de algunas personas las convierten en grupos de alto riesgo y victimización múltiple y las estrategias preventivas buscan modificar dichos factores: pobre capa­cidad de resolución de conflictos, uso y abuso de alcohol y drogas, frustración, ansiedad y depresión, vivencia de maltrato, estilos parentales coercitivos, pertenencia a grupos de pares involucrados en actividades riesgo y por supuesto, factores escolares (violencia escolar, falta de reglas y límites claros en la institución, relaciones poco afectivas, etc.)

Factores de protección

Existen factores de protección: habilidades que per­miten a la persona actuar adecuadamente ante una situación de riesgo, y su impacto varía durante el proceso de aprendizaje, en la toma de decisiones para construir un proyecto integral de vida.  Nuestro objetivo por tanto es reforzar dichos factores de protección: experiencias exitosas de enfrentamientos de problemas, supervisión parental, habilidades en el manejo de conflictos, reforzar relaciones personales seguras y solidarias, para así dar paso a oportunidades positivas. Sin duda experiencias que posibilitan el crecimiento educativo, progreso académico y mejorías del contexto social y cambio en el grupo de pares.

No debemos olvidar que es fundamental también el papel decisivo que desarrollan los padres para con la delincuencia: es necesario enseñarles a ser parte de cambio, dotarles de información básica sobre el desarrollo de niño/niña, identificar conductas apropiadas en los niños/as, observar, registrar y actuar ante determinados indicadores y conductas.


Instituto de Psicología jurídica científica, Todos los derechos reservados,Política de protección de datos.