¿NECESITA UNA VÍCTIMA UNA PRUEBA PERICIAL PSICOLÓGICA?

Private Or Public Directions On A Signpost

En muchos casos las víctimas de un delito van a padecer daños psíquicos cuya gravedad e intensidad dependerá tanto de las características del delito sufrido como de la estructura de personalidad y los recursos psíquicos de base.

“No todas las personas que vivencian un delito padecen lesiones psíquicas, sin embargo un gran porcentaje de víctimas las sufren en silencio, bien por desconocimiento bien por vergüenza o miedo a revivir el trauma en un proceso terapéutico”

Las repercusiones en el estado mental de una persona que ha vivenciado un proceso de victimización implican la valoración en profundidad de su estado mental a través de entrevistas clínicas, pruebas de psicodiagnóstico estandarizadas y baremadas así como de un proceso de observación clínica cuyos resultados y conclusiones se materializan en el llamado informe pericial psicológico.

“El informe pericial psicológico es la prueba judicial de las lesiones psíquicas de la víctima”

El informe pericial psicológico adquiere entidad de prueba en el contexto judicial debido a las implicaciones derivadas de circunscribir unas vivencias con unas lesiones o secuelas psíquicas halladas en la víctima, si bien será la calidad del informe así como la profesionalidad de los peritos la que determine que los daños sufridos en la víctima puedan proponerse como una prueba más en el procedimiento judicial.

La víctima sufre consecuencias más allá del propio delito, se expone a un daño psíquico que en muchos casos implica un largo recorrido por procesos terapéuticos; la víctima tiene el derecho a ser escuchada y reconocida en su dolor, a ser resarcida y compensada por los sistemas legales y administrativos disponibles; la víctima se convierte en el contexto pericial en el protagonista de su lucha jurídica.

“La víctima debe ser protegida de cualquier posible revictimización durante el proceso judicial, por ello los profesionales debemos escuchar y plasmar en palabras los daños derivados de la vivencia del delito

La prueba pericial psicológica es la herramienta que permite a la víctima poner en palabras técnicas y científicamente sostenibles los traumas psíquicos que le acompañan en su cotidianeidad, siendo en muchas ocasiones la única prueba aportada en el proceso judicial, por todo ello la víctima necesita de peritos cualificados y expertos en victimología que le garanticen un proceso pericial exhaustivo, objetivo y contundente.

La Unidad de Atención a Víctimas de delito le recuerda:

1) Busque profesionales expertos en victimología y con experiencia en procesos de atención a las víctimas.

2) Valore la necesidad de aportar pruebas periciales que constaten su estado mental y las lesiones psíquicas que pueda estar padeciendo circunscritas a la vivencia del delito.

3) Contacte con profesionales de la salud mental expertos en la elaboración de informes periciales, el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid le ofrece un listado completo de peritos expertos.
4) Asesórese a través de su abogado de la necesidad de solicitar una valoración de su estado mental en el juzgado, bien como único medio para aportar la prueba pericial, bien como complemento a la que presentará de parte.
5) Permita que le asesoren los profesionales expertos en la práctica pericial acerca de la conveniencia y viabilidad del informe pericial, las víctimas en muchas ocasiones sienten que deben pedir opinión a todo su entorno por el estado de shock en que se encuentran y en muchos casos su incapacidad para tomar decisiones implica la pérdida de una prueba fundamental en el proceso judicial.

Elena Berazaluce Pintado
Perito psicólogo, experta en Psicología clínica y forense


'¿NECESITA UNA VÍCTIMA UNA PRUEBA PERICIAL PSICOLÓGICA?' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Instituto de Psicología jurídica científica, Todos los derechos reservados,Política de protección de datos.